Los 8 mejores movimientos de Tai Chi para la salud

Si le preguntas a 100 instructores de tai chi cuáles son los mejores movimientos para la salud, obtendrás 100 respuestas diferentes y 10.000 acaloradas discusiones. Sin embargo, para una salud sostenible durante toda la vida, el Dr. Mehmet Oz, autor de "Tu: Manual del propietario", recomienda ejercicios de bajo impacto que estimulen la respiración adecuada y aumenten la fuerza y flexibilidad de una manera suave. La siguiente es una lista incompleta de movimientos tai chi que se ajustan a esa descripción.

Respiración básica

Inhala natural y profundamente. A medida que el aire entra, visualizarlo llenando su torso desde el vientre hasta el cuello. Haz una pausa por un momento y luego exhala lo más profunda y lentamente posible. A medida que el aire sale, visualízalo dejando tu cuerpo desde el cuello hasta el vientre.

Mover las manos como nubes

Párate con los pies paralelos a lo ancho de los hombros, con todo tu cuerpo viendo hacia el frente. Con las palmas a la izquierda, apila tu antebrazo derecho, con el codo hacia abajo, colócalo encima de tu antebrazo izquierdo, con el codo hacia arriba. Presiona hacia la izquierda con los brazos como si abrieras una ventana. Mueve los brazos torciendo las caderas y la cintura en lugar de llegar solo los brazos. Haz una pausa por un momento, invierte el brazo que está en la parte superior y presiona de izquierda a derecha.

Despertar el Chi

Párate de frente, con los pies paralelos y a lo ancho de los hombros, las manos a la altura de las caderas con las palmas hacia arriba y los dedos tocándose. Inhala mientras llevas las manos a la altura de tu pecho. Exhala mientras giras las palmas hacia abajo y presionas tus manos de nuevo a nivel de la cadera.

Equilibrar el Chi

Párate de frente, con los pies paralelos y a los ancho de los hombros, las manos a la altura de las caderas con las palmas hacia arriba y los dedos tocándose. Inhala mientras levantas tus manos al mismo tiempo a la altura del pecho y los talones del suelo. Equilíbrate sobre las puntas de los pies al contener la respiración. Exhala al mismo tiempo que bajas las palmas hacia abajo, bajas las manos a nivel de la cadera y coloca los talones de vuelta en el suelo.

Postura de Chango

Párate con los pies al ancho de hombros y paralelos. Voltea tu cabeza y tus hombros sobre tu cadera izquierda. Tus manos deben estar colgando a los lados. Da un paso atrás con el pie izquierdo detrás de tu pierna derecha, y cruza las piernas por las rodillas. Levanta las manos, con las palmas hacia arriba, a la altura de los hombros. Descansa las piernas para apoyarte de forma natural. Mientras te relajas, impúlsate con la mano derecha y deja que tu mano izquierda gire hacia atrás con el hombro izquierdo. Repite del lado opuesto.

Posición de caballo

Párate mirando hacia adelante con los pies paralelos y a lo ancho de los hombros. El cuello y la columna vertebral deben estar rectos, pero no tensos, con vista al frente y las manos colgando a los lados. Exhala mientras flexionas las rodillas y levantas tus manos, con las palmas hacia fuera, a la altura del pecho. Mantén la posición durante varias respiraciones. Si bien en la postura clásica del caballo pones las rodillas a 90 grados, para mejores resultados reduce el peso hasta que empieces a sentir dolor.

Más galerías de fotos



Escrito por jason brick | Traducido por juan orduna