7 Beneficios de la contratación de un entrenador personal

La imagen de un entrenador personal gritándole a la cara a un cliente y presionándolo al límite del colapso puede asustar y hacer que muchos eviten contratar uno; no obstante, los beneficios que trae el hecho de trabajar a su lado deben ser considerados muy cuidadosamente. Pese a que algunos especialistas en el campo suelen ofrecer motivación de carácter rudo, la mayoría de ellos suelen interactuar con los clientes de una forma amigable con el fin de ayudarlos con la construcción de un programa de ejercicios adecuado. La comprensión de los potenciales beneficios de tener un entrenador personal puede ayudarte a decidir si la inversión financiera vale la pena.

Logro de metas

Un entrenador personal te ayudará a definir tus objetivos. Él tomará en consideración tu condición física actual y analizará junto contigo lo que quieres lograr a través de los entrenamientos. Pese a que ya puedes tener una idea de los objetivos que deseas fijar, un profesional puede contribuir a que realmente completes metas más pequeñas, pero más específicas y realistas. Tu entrenador personal también evaluará tu progreso hacia dichas metas.

Entrenamiento personalizado

Los entrenadores personales crean planes de entrenamiento específico para sus clientes basados en lo que cada quien quiere lograr. Un plan personalizado normalmente brinda mejores resultados que un plan de entrenamiento general. Como conoce tu condición física y tus antecedentes médicos, podrá realizar ajustes al programa para satisfacer tus necesidades.

Instrucción

Un entrenador profesional te enseña la forma correcta de realizar cada movimiento de tu rutina. A menudo, él te mostrará el ejercicio y observará cómo lo haces de modo que pueda corregir cualquier problema con tu postura o técnica. Aprender a realizar los ejercicios correctamente reduce el riesgo de sufrir lesiones. Después de un tiempo, tras recibir la instrucción profesional, podrás realizar los ejercicios por tu cuenta en casa o en el gimnasio.

Motivación

A menudo, la motivación es difícil de mantener cuando haces ejercicio por tu cuenta. Las sesiones regulares con un entrenador personal mejoran tu disposición para continuar con la rutina de ejercicios. Incluso si no lo ves en cada una de tus sesiones, conservarás la motivación de los días anteriores. También se gana satisfacción al demostrar a tu entrenador cómo vas mejorando conforme tu programa de ejercicios avanza.

Responsabilidad

Otro problema común es lograr comprometerte con un programa de ejercicio regular. Cuando te entrenas por tu cuenta, es más fácil saltarte una sesión de aquí y allá o renunciar al ejercicio por completo. Las sesiones regulares con un entrenador te obligan a ser más responsable porque tienes a alguien haciendo un seguimiento de tu progreso. Puede que de esta forma te resulte más fácil seguir con un programa regular de entrenamiento.

Variedad

Un entrenador con experiencia te enseñará una variedad de métodos de ejercicio para completar tus entrenamientos. Esto te da más flexibilidad para cumplir con tus objetivos. El entrenador puede cambiar tu rutina para que sea más interesante de modo que logres seguir con tu programa de ejercicios y también realizar ajustes conforme tu estado físico mejora para que el progreso continúe.

Eficiencia

Un entrenador personal profesional puede sacar el máximo provecho de tu entrenamiento, lo que aumenta la eficiencia de cualquier programa de ejercicios. Esto es muy beneficioso cuando tienes una cantidad limitada de tiempo para entrenar físicamente. Con la ayuda de tu entrenador podrás perder más peso, tonificarte o alcanzar todos tus objetivos.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por pei pei