6 categorías de nutrición

La comida no es sólo un medio para la energía, también provee al cuerpo de nutrientes ocupándose de cuestiones específicas, como ser la regulación de la temperatura y el mantenimiento de los huesos. La nutrición es un elemento clave en la conformación de un cuerpo sano y fuerte; existen seis categorías de nutrientes esenciales para tener en mente al preparar una dieta balanceada.

Agua

El agua es el nutriente más importante para los seres humanos; el cuerpo no puede sobrevivir sin ella. Aunque el agua no produzca energía provee hidratación esencial. Permanecer hidratado es vital teniendo en cuenta que el cuerpo humano está hecho en un 70 por ciento de agua; las células del cuerpo están llenas de líquidos y estas necesitan hidratación para llevar a cabo tareas individuales, como ser la regulación de la temperatura y el transporte de nutrientes y oxígeno. El sudor, la orina y la materia fecal excretan agua del cuerpo, y todo ese líquido debe ser reemplazado para mantenerlo hidratado. La mayoría de los médicos recomiendan beber ocho vasos de agua al día para reponer los líquidos perdidos.

Carbohidratos

Cuando la gente piensa en nutrición, generalmente piensan en la energía del cuerpo. Los carbohidratos son la primera fuente de energía del cuerpo, estos proporcionan la energía necesaria para mantener funcionando sin problemas a los órganos más importantes, como el corazón y el cerebro. Hay dos clases de hidratos de carbono, los simples y los complejos. Los carbohidratos simples son azúcares tales como azúcar de mesa y el jarabe de maíz. Los carbohidratos complejos son cereales integrales, arroz, pasta y patatas. Los carbohidratos complejos proporcionan energía a largo plazo, en oposición a los hidratos de carbono simples, que tienden a quemarse rápidamente.

Proteinas

Las proteínas son los bloques básicos de la vida. Las proteínas forman todos los tejidos y la estructura del cuerpo. Son importantes para la reparación de los músculos y el crecimiento, proveen suministro de energía y calor, y se ocupan de transportar nutrientes en el torrente sanguíneo. Las proteínas pueden encontrarse en fuentes diversas, pero principalmente en la carne. El pescado, las aves, los huevos, las legumbres y los frutos secos también son excelentes fuentes de proteínas.

Grasas

Este nutriente esencial ha conseguido hacerse una mala reputación gracias a los medios de comunicación y la multitud de dietas que se encuentran de moda, pero al contrario de la creencia popular, es un elemento importante en una dieta bien balanceada. Las grasas no sólo se utilizan para la energía, sino también para regulación de la temperatura. Las grasas deben ser consumidas con moderación, ya que comer demasiadas puede conducir a la acumulación de grasa en el cuerpo. Las grasas pueden ser saturadas o insaturadas. Las grasas saturadas son las grasas animales, como carne, manteca, y cerdo, y se las han relacionado con ciertos tipos de cáncer y enfermedades del corazón. Las grasas no saturadas se encuentran en los aceites vegetales, y son más saludables que las grasas saturadas. Los ácidos grasos del Omega-3 que se encuentran en el pescado de agua fría como el salmón, no solo se consideran saludables, sino también beneficiosos.

Vitaminas

Las vitaminas pueden ser tomadas como suplementos, pero si mantienes una dieta sana y balanceada, raramente necesites agregar suplementos; las vitaminas se encuentran en la mayoría de los alimentos no procesados. Estas son fundamentales para el fortalecimiento del sistema inmune, la defensa contra infecciones y la regulación de funciones corporales. Todas las frutas, vegetales y granos enteros se encuentran llenos de vitaminas, como la C, la A, la E y la K. Todas importantes para mantener las funciones corporales.

Minerales

Los minerales ayudan al cuerpo a funcionar correctamente, ayudando a construir tejidos y a regular los líquidos corporales. Muchos minerales son importantes en el cuerpo humano, pero algunos de los principales son el calcio, el potasio, el sodio, el magnesio y el hierro. Estos se encuentran en las carnes, los cereales integrales y los lácteos.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer oster | Traducido por sebastian castro