5 razones principales para no beber alcohol

El National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA) dice que casi 14 millones de estadounidenses abusan del alcohol o son alcohólicos. El alcoholismo es una enfermedad seria, caracterizada por la dependencia de un individuo al alcohol. De acuerdo con el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases, el consumo excesivo crónico de alcohol está asociado con problemas de salud serios, incluyendo las enfermedades hepáticas, la enfermedad cardíaca, cáncer y osteoporosis.

Enfermedad hepática

El hígado descompone el alcohol y lo excreta fuera del cuerpo. Consumir demasiado alcohol puede abrumar al hígado, dando como resultado daño hepático. La American Liver Foundation dice que el consumo excesivo de alcohol puede interferir con la descomposición normal de las proteínas, grasas y carbohidratos en el hígado. La enfermedad de hígado graso, la hepatitis alcohólica y la cirrosis alcohólica son los tres tipos de enfermedades hepáticas provocadas por el consumo del alcohol. La enfermedad de hígado graso ocurre en casi todos los individuos que viven mucho, de acuerdo con la American Liver Foundation. En esta enfermedad, el hígado contiene una acumulación de células grasas. La hepatitis alcohólica está caracterizada por la inflamación del hígado. La American Liver Foundation dice que hasta el 35% de los grandes bebedores desarrollarán hepatitis alcohólica. La cirrosis alcohólica es una enfermedad mortal en la que el tejido hepático normal es reemplazado por tejidos cicatrizal. Aproximadamente del 10 al 20% de los grandes bebedores desarrollan cirrosis después de aproximadamente de 10 años o más de beber, de acuerdo con la American Liver Foundation.

Cáncer hepático

El cáncer de hígado es definido como el crecimiento de tumores malignos dentro del tejido hepático. Más del 80% de los casos están vinculados con la cirrosis, de acuerdo con la American Liver Foundation. Los individuos que desarrollan cáncer de hígado debido a la cirrosis regularmente tuvieron una infección a largo plazo o hepatitis B y C, son fumadores o son obesos.

Latido cardíaco irregular

En marzo de 2005, el American Journal of Clinical Nutrition publicó el Danish Diet, Cancer and Health Study, que descubrió que los hombres que bebían de forma regular en un mayor riesgo de desarrollar un latido cardíaco irregular. La fibrilación atrial es un ritmo cardíaco irregular que provoca que el corazón Bombay una cantidad insuficiente de sangre al resto del cuerpo, incrementando el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. El estudio descubrió que los hombres que consumían cantidades de moderadas a grandes de alcohol eran más proclives a desarrollar esta condición que sus contrapartes.

Pérdida de memoria

The Better Health Channel Sugiere que el alcohol puede provocar daño cerebral debido a que tiene un efecto tóxico sobre el sistema nervioso central, interfiere con la absorción de vitaminas B1 y puede provocar deshidratación, lo que puede conducir a la pérdida de células cerebrales. El alcohol pueden causar daño al cerebro, especialmente cuando se usa mal, lo que puede conducir al deterioro cerebral relacionado con el alcohol (ARBI, por sus siglas en inglés). Los individuos que sufren del ARBI pueden experimentar problemas con la pérdida de memoria, función cognitiva y coordinación física. The Better Health Channel sugiere que los individuos con ARBI pueden tener problemas para recordar cosas diarias, mientras que otros pueden tener problemas para recordar habilidades, conocimiento o información del pasado.

Osteoporosis

El alcohol tiene un impacto negativo sobre los huesos, provocando que sean menos densos, lo que conduce a la osteoporosis. De acuerdo con en National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases, el consumo excesivo de alcohol interfiere con el equilibrio de calcio y la absorción de vitamina D, al igual que incrementa la liberación de la hormona paratiroidea. Estos factores reducen las reservas de calcio del cuerpo y la habilidad de absorber el mineral, que es un nutriente esencial para tener huesos saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por meredith wood | Traducido por laura de alba