5 problemas comunes de nutrición en los niños

La dieta para los niños y sus requerimientos nutricionales son diferentes a los de los adultos por que los niños están en crecimiento. Los nutrientes que son esenciales para el crecimiento son mucho más importante en los niños. Sin embargo, asegúrate de que tu niño reciba una nutrición adecuada diariamente puede ser un desafío por factores tales como las alergias y las preferencias de los niños. Los problemas comunes asociados con los niños incluyen los retrasos de crecimiento, rechazo de comidas, alergias e intolerancias, anemia y deficiencia de vitamina D.

Retraso del crecimiento

El retraso del crecimiento es un término que se refiere a los niños cuyo peso o aumento de peso no está en sintonía con los niños de su misma edad. Los niños pueden parecer más bajos o pequeños que otros y el desarrollo normal, tales como la pubertad, pueden retrasarse. Mientras que el retraso del crecimiento puede ser un síntoma de condiciones de salud como anormalidades de cromosomas, infecciones crónicas y peso bajo al nacer, la nutrición pobre puede también tener un rol. Para tratar el retraso de crecimiento que es producto de una dieta pobre, es vital incluir una dieta balanceada de frutas, verduras y proteínas.

Rechazo de alimentos

El rechazo a la comida es un gran colaborador de la nutrición pobre de los niños. Ya sea que la razón sea un desagrado a ciertos colores o texturas, algunos niños son simplemente meticulosos. Cuando un niño se niega a comer una variedad de comidas y se limita a solo una comida o grupo de comidas, el Instituto Nacional de Salud se refiere a esto como food jag (la preferencia de solo un alimento). Hacer una regla en la que el niño debe por lo menos probar cada comida en su plato es una mejor manera para trabajar en esto. Los hábitos alimenticios cambiarán con el tiempo y, al final, tu niño comenzará a probar otras comidas.

Alergia e intolerancia

Las alergias alimenticias pueden ser comunes en los niños y las más comunes son la de los huevos, leche y manís. La intolerancia al gluten y la lactosa pueden ser también un factor. Si tu niño tiene una alergia puede afectar su habilidad de obtener ciertos nutrientes. Por ejemplo, una alergia a la leche o intolerancia a la lactosa pueden afectar el consumo de calcio de tu niño. Si tiene una alergia, habla con tu médico sobre suplementos nutricionales que pueden ser necesarios.

La deficiencia de hierro

La anemia es una condición en la cual es cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos saludables. Una dieta que carece de hierro es la causa más común de la anemia y usualmente ocurre en niños pequeños, generalmente entre los 9 a 24 meses, cuya dieta consiste de mucha leche y no de comidas ricas en hierro. La leche de la vaca disminuye la habilidad de absorber el hierro y puede provocar que los intestinos pierdan pequeñas cantidades de sangre, lo que después reduce los glóbulos rojos. Las comidas ricas en hierro son las carnes, el pescado, el pollo, las yemas de huevos, legumbres, pan hechos de cereales y pasas de uva, aunque muchos pediatras recetarán un suplemento de hierro.

Más galerías de fotos



Escrito por deborah lundin | Traducido por liz mancilla