5 Funciones del Esqueleto Humano

El esqueleto se compone de 206 huesos, de acuerdo con el Minnesota State University (MNSU) Biology Department. El sistema esquelético protege a los otros tejidos y órganos que forman el cuerpo humano. Según ThinkQuest, el esqueleto humano tiene dos funciones, que incluyen los pulgares oponibles y una estructura erecta que permite caminar sobre dos piernas. Este sistema está dividido en dos partes, esqueleto axial (incluyendo todos los huesos de tu cuerpo) y el esqueleto apendicular (refiriéndose a los brazos y piernas), y tiene cinco funciones principales.

Forma


El esqueleto humano.

La estructura de los huesos le da forma al cuerpo. Esta forma se desarrolla durante el crecimiento de un individuo y el sistema esquelético determinará si son altos o bajos, ancho o estrecho y otros factores, tales como el tamaño de las manos y los pies. De acuerdo con el Student Nutrition Action Committee de la UCLA, la forma del cuerpo se hereda genéticamente. Hay tres tipos de formas del cuerpo que se clasifican como ectomorfos (que dan la estructura alta y delgada), mesomorfo (permiten una estructura más corta y muscular) y endormorfo (se llama a la estructura en forma de manzana o pera).

Soporte


El esqueleto proporciona apoyo al cuerpo humano.

El esqueleto proporciona apoyo al cuerpo y protege los órganos internos. La columna vertebral permite mantener erecto al cuerpo, mientras que las cavidades o espacios huecos del esqueleto están diseñados para mantener a los órganos en su interior. Por ejemplo, el cráneo contiene al cerebro, la cavidad del pecho contiene los pulmones y al corazón, mientras que la cavidad abdominal protege a los órganos gastrointestinales. Adicionalmente, de acuerdo con ThinkQuest, los apéndices inferiores, o pies, son fuertes y gruesos para soportar el peso de todo el esqueleto, mientras que el pie tiene un arco para permitir este tipo de apoyo.

Moviemiento


El sistema esquelético junto con el muscular permiten el movimiento del cuerpo.

Los huesos del esqueleto se unen entre sí por ligamentos y se unen a los músculos mediante los tendones. Según la MNSU, los sistema muscular y esquelético trabajan juntos para llevar a cabo el movimiento corporal, por lo que se denominan conjuntamente sistema músculo-esquelético. Cuando los músculos se contraen, los huesos arrastran para producir un movimiento que permite caminar o correr. La forma del sistema esquelético también tiene un papel fundamental en el movimiento. De acuerdo con ThinkQuest, los huesos pequeños del pie permiten la adaptación a todo tipo de terreno, mientras que los pequeños huesos de las manos permiten el movimiento preciso y detallado.

Protección


Los órganos son protegidos por la estructura ósea.

El esqueleto protege los órganos vitales de los daños causados encerrándolos en cavidades, como ya se mencionó antes. El cráneo encierra el cerebro, mientras que la columna vertebral, o espina dorsal, protege los delicados nervios espinales , que controlan todas las funciones corporales que permiten que todas las partes del cuerpo puedan comunicarse con el cerebro. Los huesos tórax, compuesto por las costillas y el esternón, protegen al corazón y a los pulmones.

Producción y almacenamiento de células sanguíneas


La médula ósea da lugar a la producción de células sanguíneas.

El tejido esponjoso dentro de los huesos largos, como el fémur o hueso del muslo, tiene dos tipos de médula ósea que son responsables de la producción de células sanguíneas. La MNSU menciona que, en promedio se producen 2,6 millones de células rojas de la sangre cada segundo por la médula ósea. Según ThinkQuest, la médula ósea roja da lugar a las células sanguíneas, mientras que la médula ósea amarilla almacena la grasa, que se convierte en médula ósea roja en caso de agotamiento de las células rojas de la sangre o anemia severa. Según el Dr. Odgren de la University of Massachussets Medical School, los huesos del esqueleto también funcionan como un dispositivo de almacenamiento, como un "banco" para los minerales, como el calcio y el fósforo. Estos minerales son necesarios para las funciones vitales del cuerpo, tales como la transmisión nerviosa y el metabolismo.

Más galerías de fotos



Escrito por jojo genden | Traducido por patricia zapata-castillo