5 Elementos básicos de la condición física

La aptitud física no sólo se define por una apariencia delgada o fina. Se define como la capacidad de tu cuerpo para satisfacer las crecientes demandas de intensidad, se centra en los sistemas muscular, circulatorio y respiratorio para satisfacer las demandas. Hay cinco elementos básicos, o componentes, que en conjunto dan lugar a la condición física general. Con niveles de condición física óptimos se tienen beneficios para la salud, para mejorar la calidad de vida y la capacidad para realizar las tareas diarias sin fatiga, junto con un menor riesgo de enfermedades y lesiones.

Resistencia cardiovascular

La resistencia cardiovascular es la capacidad de tu corazón y pulmones para proporcionar el combustible, en forma de sangre y oxígeno, a tus tejidos y células para mantener un movimiento continuo. Durante la realización de un movimiento continuo se utilizan grupos de músculos grandes, se mide la frecuencia cardíaca para determinar la aptitud cardiovascular. Otras evaluaciones miden las distancias recorridas, como al salir a correr o el tiempo necesario para completar una distancia especificada. La mejora de la resistencia cardiovascular resulta en un menor riesgo de hipertensión arterial, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y otros problemas relacionados con el corazón.

Resistencia y fuerza muscular

La aptitud muscular se basa en la capacidad de los músculos de ejercer la fuerza para superar la resistencia. Para la fuerza muscular, se necesita una cantidad máxima de fuerza para superar la máxima o la mayor cantidad de resistencia, en un esfuerzo. Un ejemplo de ello es la cantidad de peso que puedes levantar en una repetición de press de banca. Para la resistencia muscular, se usa menos de una máxima cantidad de fuerza para superar una cantidad más baja de la resistencia en muchas repeticiones. Un ejemplo es el número de flexiones que se pueden realizar utilizando el peso del cuerpo como resistencia. La fuerza óptima y resistencia ayudan a aumentar la masa muscular, mejorar la postura y la alineación, y reducir el riesgo de problemas de espalda y lesiones en las articulaciones.

Flexibilidad

Definida como el rango de movimiento de las articulaciones, los músculos que rodean y el tejido conectivo, la flexibilidad es específica de las articulaciones, así que no hay una sola prueba que pueda evaluar la flexibilidad general. Las evaluaciones, como la sentada y el alcance, se basan en la distancia que tu cuerpo alcanza al realizar estiramientos. Mientras estás sentado con las piernas extendidas al frente, la parte superior del cuerpo alcanza los pies. La capacidad de tocar tus dedos del pie mide la flexibilidad de los isquiotibiales, el músculo de la parte posterior del muslo superior. La flexibilidad adecuada aumenta el rendimiento físico al tiempo que reduce el riesgo de lesiones.

Composición corporal

La composición corporal es la composición de tu cuerpo y se determina mediante la comparación de la masa corporal magra con la grasa corporal. Las evaluaciones se basan en el porcentaje de grasa corporal del peso corporal total. Los porcentajes recomendados dependiendo de la edad, de acuerdo con Sports Fitness Advisor, están entre 14 al 25 por ciento para las mujeres y de 9 a 19 por ciento para los hombres. El exceso de los porcentajes de grasa corporal aumenta el riesgo de obesidad y los problemas relacionados con la salud como la diabetes y enfermedades del corazón. Los niveles de la composición corporal se mejoran o reducen, con ejercicio y una nutrición adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por luann voza | Traducido por mariana van der groef