5 consejos para mejorar tu juego de Waterpolo

El waterpolo trabaja todos los músculos principales de tu cuerpo. Desde patalear con las piernas para mantenerte en posición vertical hasta surgir a través del agua con la fuerza superior del cuerpo, el waterpolo le impone exigencias a tu condición física; sin embargo, siguiendo algunos consejos básicos para mejorar tu técnica de waterpolo, es posible que encuentres que gastas menos energía y seas un jugador mucho más eficaz.

Pataleo bajo el agua

Una gran cantidad de tu tiempo como jugador de waterpolo incluirá el pataleo bajo el agua mientras que esperas la pelota. La posición ideal consiste en mantener los hombros y la cabeza recta y por encima de la superficie del agua. La mejor manera de mantenerse en derecho y listo es mantener tus piernas en movimiento alternativamente hacia atrás y hacia adelante, en un movimiento llamado de "batidora", de acuerdo con Tracie Egan en "Water Polo: Rules, Tips, Strategy, and Safety". Utiliza tus brazos para mantenerte constante, pero siempre debes estar listo para impulsarlo hacia arriba para atrapar una pelota o para nadar hacia otro espacio.

Pases secos y mojados

Los pases en el waterpolo se presentan de dos tipos principales: secos y mojados. Un pase seco consiste en lanzar la pelota directamente a la mano de un compañero de equipo, sin que ésta toque el agua. Apunta unas cuantas pulgadas más arriba de la cabeza de tu compañero de equipo y hacia el lado de su brazo más fuerte, de acuerdo con los consejos de entrenamiento del equipo de waterpolo de Hutt. Con un pase mojado, dirige la pelota a unos pocos pies por delante de un compañero de equipo de natación, para que así pueda potenciar la pelota y escapara de su oponente.

Nadando con la pelota

Al nadar con la pelota en el waterpolo, necesitas estar al tanto de la posición de tus oponentes y de tus compañeros de equipo. Eso significa que los clásicos movimientos de natación donde inmersionas la cabeza bajo el agua, por lo general no funcionará. En su lugar, mantén la cabeza fuera del agua y empuja la pelota hacia adelante con los hombros. Tómala con los dedos para ayudar a forzar tu cuerpo por el agua.

Lanzamiento

Un consejo clave para anotar y lanzar en el waterpolo es mantener la pelota firme pero sin tensar la parte superior del cuerpo. Mantén tu cuerpo hacia el objetivo previsto. Tu brazo debe soltarse hacia adelante en un movimiento al estilo del béisbol, asegurándote de seguir adelante para obtener una máxima potencia y precisión. Deja que tu muñeca añada un toque extra para dirigir tu pase o aliviar tu disparo, hacia la esquina de la portería.

Atrapadas

Atrapar una pelota mientras que pataleas bajo el agua es un poco más difícil de lo que parece. En lugar de tratar de atrapar con las dos manos, utiliza una mano para mantenerte estable en el agua. Levanta la otra mano sobre y a los lados de tu cabeza. Dale a tu compañero de equipo, un objetivo a alcanzar. Cuando la pelota llegue a tu mano, tira tu brazo hacia atrás como si amortiguarás el pase. Esto evita que la pelota simplemente rebote en tu palma. Llévala hacia el agua al lado de tu cuerpo para mantenerla a salvo de una interceptación.

Más galerías de fotos



Escrito por peter mitchell | Traducido por ana karen salgado beltrán