5 alimentos enlatados que debes consumir

Portátiles, prácticas y duraderas -- ¿Es posible encontrar el alimento perfecto en una lata?

Sardinas enlatadas.

Las sardinas tienen un alto contenido de nutrientes, pues cuentan con altos niveles de omega3 y vitamina D.

— Chris Mohr, co-fundador de Mohr Results Inc.

La practicidad de los alimentos enlatados es innegable. Tienen una larga vida en los anaqueles, son compactos y son fáciles de llevar y transportar. Pero también tienen mala fama por ser baratos, de baja calidad y por estar llenos de sodio y de conservadores. Sin embargo, no siempre son merecedores de esta mala fama. Existen algunos alimentos que mantienen su estatus de super comidas incluso después de haber sido sellados en una lata. Cinco alimentos enlatados en particular tienen una calificación superior en cuanto a su sabor y propiedades nutricionales, convirtiéndolos en un complemento perfecto para la alacena de cualquier cocina.

Tomates enlatados sin sal

Normalmente, consumir frutas y vegetales frescos le da un gran impulso nutricional a tu dieta. Pero si hablamos de tomates, los enlatados son superiores a sus contrapartes naturales.

En Estados Unidos, los tomates son la fuente principal del antioxidante conocido como licopeno. A diferencia de otros nutrientes, cuando el licopeno se cocina, se pulveriza o se procesa, se facilita su absorción y uso en todo el cuerpo. Al consumir productos enlatados como los tomates rebanados sin sal, tu organismo absorberá dos veces y media más licopeno que si hubieras comido tomates frescos.

Los tomates rebanados enlatados se usan para hacer sopas, estofados, chili o curry. La mayor desventaja de la mayorá de las comidas enlatadas es su alto contenido de sodio, por lo cual debes buscar aquellas que contengan la leyenda "Sin sal" en la etiqueta, y dejarás de consumir 200 mg de sodio por porción.

Frijoles enlatados

A pesar de su mala fama como la legumbre musical (por las flatulencias que producen), los frijoles, con un contenido superior de carbohidratos y fibra, ayudan a regular la digestión y contribuyen a la salud del sistema gastrointestinal. Pero para muchas personas, el proceso de remojar durante la noche y después cocer los frijoles secos es una gran barrera para su consumo.

Sin embargo, los frijoles enlatados están listos para usarse en menos de 30 segundos, sólo abre la lata, agrega un poco de agua y estarán listos para comerse. Al ser más prácticos que los frijoles secos, estarás más inclinado a incorporar este dínamo nutricional a tu dieta.

Sardinas

Chris Mohr, un dietista registrado y co-fundador de Mohr Results Inc., tiene a las sardinas en alta estima en su lista de los alimentos saludables menos apreciados.

"Las sardinas son pequeños depósitos ricos en nutrientes", afirmó Mohr, al contar con altos niveles de omega-3s y vitamina D. Cambia tu insípida lata de atún con una lata de sardinas, úsalas en sandwiches, en una ensalada y dale a la salsa de tu pasta un poco de sabor y contenido nutricional".

Además del omega-3 y la vitamina D, una lata de sardinas contiene 13 g de proteínas portátiles y prácticas. Estos pequeños pescados con enormes beneficios nutricionales también suelen contener menos toxinas que otros pescados grasos. Su tamaño diminuto, una menor vida útil y una posición discreta en la cadena alimenticia significa que las sardinas tienen niveles más bajos de mercurio y otras sustancias potencialmente tóxicas que los pescados más grandes, como el salmón o el atún.

Chiles chipotles

Los chiles chipotles enlatados en salsa de adobo son una forma simple de condimentar tu comida y de acelerar tu metabolismo. Se dice que la capsaicina, el compuesto que le da los jalapeños su picor, cuenta con múltiples beneficios terapéuticos, uno de los cuales podría ser la pérdida de peso.

Jayson Hunter, director de la unidad de investigación y desarrollo en Prograde Nutrition, dice que existen tres mecanismos a través de los cuales la capsaicina puede ayudarte a perder peso.

"El primero es que incrementa el gasto de energía", comentó "El segundo es que impide el crecimiento de células grasas al hacerlas activas metabólicamente. El tercer mecanismo es que reduce la ingesta de alimentos".

Mezcla los chiles chipotles y su salsa de adobo en sopas, estofados y chili, o úsalos para marinar carne de res y pollo para darles una infusión de sabor e incrementar su valor nutricional.

Debes saber que los chiles chipotles son muy picantes, así que si no estás acostumbrado al picor y el calor que producen, comienza con la mitad de un chile y retira las semillas para hacerlo menos picoso.

Leche de coco

La leche de coco, un alimento tradicional de la cocina en el sureste de Asia, le otorga su textura cremosa y su sabor sutil a las salsas, con las que combina de maravilla, además de proporcionar una mezcla distintiva de ácidos grasos para mejorar la salud.

El líquido lechoso del coco contiene altos niveles de triglicéridos de cadena media. Estos son diferentes a las grasas saturadas presentes en la mantequilla y la grasa animal, las cuales tienen una estructura más corta. Estas diferencias estructurales se traducen en diferencias metabólicas en cuanto entran a tu sistema digestivo. los científicos afirman que la grasa metabólica de los triglicéridos de cadena media es más directa, pasando por alto el metabolismo de las grasas tradicionales y convirtiéndose rápidamente en energía para el cuerpo.

A pesar de sus beneficios, debes tener cuidado con la cantidad de leche de coco que viertes en tu sartén; es preferible usarla con moderación. Aunque es más probable que los triglicéridos de cadena media le den energía a tus actividades en vez de acumularse en tu cintura, la leche de coco tiene un contenido de calorías extremadamente alto.

Foto: Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por mike roussell
Traducido por paulo roldan