4 maneras de aumentar tu ritmo cardíaco

La frecuencia cardíaca puede ser un signo revelador del estado de salud general del corazón. El aumento de la frecuencia cardíaca a un rango especifico puede ayudar a que tu sistema cardiovascular funcione con mayor eficacia; es parte de la razón por la que los Centers for Disease Control and Prevention recomiendan realizar por lo menos 30 minutos de actividad física todos los días. Sin embargo, hay ocasiones en la que el aumento de la frecuencia cardíaca puede ser un signo de un problema médico, así que debes contactar a tu médico si tu ritmo cardíaco es inusualmente alto.

Ejercicio aeróbico

Una de las mejores formas de aumentar de manera segura tu frecuencia cardíaca es a través del ejercicio aeróbico - fitness, donde el objetivo principal es un corazón más sano. Para aumentar tu ritmo cardíaco, primero encuentra tu meta de ritmo cardíaco (la Clínica Cleveland dice que debes restar tu edad a 220 para encontrar tu ritmo cardíaco máximo y luego sube el pulso de 50 a 85 por ciento de esa cifra). Cuando estás empezando, pasea, haz senderismo, aeróbicos acuáticos o monta en bicicleta para obtener el 50 por ciento de tu máximo. Si eres más avanzado, haz ejercicios aeróbicos de alto impacto como vueltas de natación, correr o kickboxing para entrar en el rango de 70 a 85 por ciento.

Entrenamiento de resistencia

Aunque el ejercicio aeróbico ayuda a aumentar tu ritmo cardíaco, un programa de ejercicios está incompleto sin el entrenamiento de resistencia. Ejercicios de peso corporal, levantamiento de pesas y otros ejercicios de resistencia ayudan a trabajar los músculos. Tus músculos activos requieren más sangre oxigenada, por lo tanto, hay un aumento de tu ritmo cardíaco. NYU Langone Medical Center dice que al levantar pesas o hacer ejercicios de peso corporal, debes hacer de ocho a 12 repeticiones. Si no puedes llegar a ocho, estás levantando demasiado pesado (si puedes hacer fácilmente más de 10 o 12, estás levantado poco peso y no podrás conseguir todos los beneficios del ejercicio de resistencia).

Calentamiento

La temperatura ambiental puede hacer una gran diferencia en tu frecuencia cardíaca. La American Heart Association señala que las temperaturas del aire más cálidas pueden aumentar la frecuencia cardíaca alrededor de cinco a 10 latidos por minuto. Puede sonar como un pequeño aumento, pero puede marcar la diferencia con respecto a la seguridad de tu ejercicio. Si estás haciendo ejercicio en un lugar caluroso y empujas tu cuerpo hasta el extremo superior de su rango de ritmo cardíaco objetivo, puedes correr el riesgo de una frecuencia cardíaca que demasiado alta (por ejemplo, aturdimiento, mareos e incluso problemas cardíacos).

Problemas médicos

Ciertos problemas médicos podrían ser la causa de un elevado ritmo cardíaco en reposo o de un corazón que aumenta drásticamente, incluso con poco movimiento físico. El sobrepeso es un factor de riesgo para enfermedades del corazón, ya que ejerce una presión adicional en el corazón. Fumar también puede dar lugar a un pulso más rápido y a un mayor riesgo de enfermedades del corazón. Si notas que los movimientos más simples (como subir escaleras o cargar las compras) te dejan sin aliento y tu pulso está muy acelerado, es hora de ver a tu médico para que te haga un chequeo y para cambiar de estilo de vida para mantener un ritmo cardíaco saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por katherine bastidas