3 formas en que tu entrenador personal te dirige incorrectamente

En este artículo, no vamos a dejar a nadie descolgado.

Cuando contratas los servicios de un entrenador personal, esperas que él o ella te proporcione un gran valor por tu dinero duramente ganado. Esperas obtener instrucciones sobre cómo utilizar con seguridad y eficacia los métodos de entrenamiento científicamente probados. También esperas un enfoque de ejercicios a la medida que mejor se adapte a tu objetivo de entrenamiento específico. De cualquier manera, ese es el sueño utópico. Aquí está la realidad: muchas de las “tendencias” comunes de entrenamiento físico que utilizan los entrenadores se basan más en la idea errónea, errores de interpretación y mitos. El resultado: pagas un buen dinero para obtener malos resultados. Aquí te mostramos tres de las formas más comunes en que los entrenadores personales sin saberlo, engañan a sus clientes, y cómo puedes trabajar con un entrenador para conseguir los resultados que estás buscando. Pero, un momento: no culpes a tu entrenador por tus malos hábitos. Antes de entrar en nuestra lista, vamos a dejar claro que no puedes culpar a tu entrenador por no perder grasa corporal si te vas a casa y comes como un adolescente perezoso. También es injusto culpar a tu entrenador por no ayudarte a obtener ganancias musculares drásticas si solo trabajas con el entrenador una vez o dos veces a la semana y no haces absolutamente nada el resto del tiempo. Un entrenamiento no es algo que un profesional de fitness te hace; es algo que hacen contigo. En otras palabras, el entrenador te proporciona la mejor dirección a tomar, en función de tus objetivos y necesidades, y te toca a ti mantenerte en movimiento en esa dirección cada día. En este artículo no vamos a dejar a nadie descolgado. Estamos proporcionando soluciones prácticas claras sobre lo que tú y tu entrenador pueden hacer para asegurarse de que estén ambos en la búsqueda de la dirección más eficaz y más segura del entrenamiento a tomar. Así que vamos a entrar en ello...

1. Obtienes una clase privada en su método de ejercicio favorito, no es un programa personalizado de los mejores ejercicios para ti.

Hay muchos métodos de entrenamiento. Algunos entrenadores pueden seguir una filosofía de tipo culturista mientras que otros manejan más los Pilates, a la vez que otros hacen "entrenamiento funcional 3D" y otros pueden utilizar más a menudo las pesas... y la lista sigue...

El problema: en muchos casos, los entrenadores personales dan consejos basados en su filosofía de entrenamiento elegido (es decir, el sesgo) en lugar de entregar un verdadero programa de entrenamiento "personalizado". En otras palabras, muchos entrenadores sólo terminan dando clases particulares a sus clientes en lo que le gusta hacer a ese entrenador particular en lugar de utilizar las mejores modalidades para tu objetivo.

La solución: ajusta el programa de entrenamiento a tu objetivo, no a la especialidad o al sesgo del entrenador.

Lo que puedes hacer: Ármate con un conjunto de preguntas informadas que puedas hacerle a los entrenadores antes de entrenar con ellos:

- Este es mi objetivo. ¿Cuál es la mejor manera de lograrlo?

- ¿Por qué ese método es mejor que otros métodos de entrenamiento físico para ayudarme a lograr mi meta?

- ¿Utilizas el mismo método de entrenamiento básico para todos con los que trabajas? ¿Por qué o por qué no?

- ¿Alguna vez has trabajado con otros como yo (la misma edad, sexo, tipo de cuerpo, historia clínica, etc.) que tengan los mismos objetivos?

- Si es así, ¿utilizaste este método de capacitación con ellos?

- Si es así, por favor, muéstrame algunas fotos antes y después de estos clientes o por lo menos proporcióname algunos testimonios.

Mientras estés entrevistando a los entrenadores, sé consciente de cómo te hablan. Si utilizan la jerga, terminologías complejas, o hablan contigo de una manera que no les puedes entender, busca a alguien más. En cierto sentido, hablar en la jerga es una forma de alardear. "¡Mira lo mucho que sé!" Lo que realmente necesitas es alguien que pueda comunicarse bien y relacionarse contigo.

Además, las letras detrás del nombre de un entrenador (es decir, sus calificaciones) no son una indicación de sus habilidades prácticas, así que no escojas un entrenador basado en sus estudios o certificaciones educativas que te pueda mostrar. La educación ayuda, pero no cuenta toda la historia. Elige un entrenador basado en los resultados que hayan conseguido por otros como tú.

Seamos realistas, no contratarías a un plomero que haya leído todos los libros publicados sobre la plomería, pero que nunca haya reparado un desagüe. Querrás al plomero que haya reparado las obstrucciones más repugnantes de la historia humana.

Lo que puede hacer tu entrenador: Comprende que todas las formas de ejercicio tienen sus ventajas y sus limitaciones. Y que ciertos métodos de entrenamiento son los mejores para ciertos objetivos y ningún método es mejor para todos.

Ejemplo: El yoga es ideal para la movilidad y la respiración, pero si tu objetivo es ganar músculo, los métodos de culturismo van a llegar más rápido y más eficaz de lo que el yoga podría hacerlo. Ahora, si ya eres grande y fuerte y necesitas una mayor movilidad, entonces el yoga puede estar bien.

Un entrenamiento con Kettlebell es ideal para los ejercicios de pérdida de grasa corporal total, especialmente si estás corto de tiempo (puedes encadenar un montón de movimiento kettlebell juntos en complejos). Pero, si estás tratando de ganar fuerza en tus grandes levantamientos, los métodos de levantamiento están mejor diseñados para ese objetivo.

Si tienes una meta multifacética, como ganar fuerza al mismo tiempo que mejoras el movimiento atlético, entonces necesitas entrenar con un enfoque multifacético. Practica tus deportes y realiza algunos ejercicios de entrenamiento deportivo. Agrega un poco de levantamiento de pesas para la fuerza.

La optimización de la salud, la condición física y el rendimiento requieren de varios componentes diferentes, y ninguna pieza de equipo o método de entrenamiento individual nunca será capaz de abordar plenamente todas sus complejas demandas.

2. Buscas en un deporte determinado, por lo que tu entrenador ofrece "Entrenamientos en un deporte específico".

Este es probablemente uno de los conceptos más incomprendidos entre los entrenadores personales y los entusiastas del fitness por igual.

El problema: Pensar que los ejercicios tienen que verse como el deporte para el cual estás entrenando. Ejemplo: La colocación de una banda de resistencia en el final de un palo de golf o de un palo de hockey y moverlo. O bien, tener un golpe boxeador contra las bandas que están atadas alrededor de su parte posterior.

Por qué es un error: Las habilidades de movimiento requeridos en los deportes son exactos, no similares, exactos.

Caso en cuestión: dispara 10 tiros libres con una pelota de baloncesto regular. A continuación, dispara 10 más con un balón medicinal de 2 kg. Pronto te darás cuenta que el patrón motor para lanzar la pelota más pesada es completamente diferente, ya que los primeros disparos con la pelota más pesada se quedarán cortos hasta que ajustes.

Ahora, después de disparar 10 tiros con el balón 2KG, vuelve a una pelota de baloncesto normal. Tus primeros tiros irán sobre el tablero porque el cerebro y el cuerpo tienen que utilizar una activación muscular diferente y la secuencia de movimiento al disparar la pelota medicinal que al disparar la pelota mucho más ligero.

Esta pequeña demostración muestra que las habilidades de movimiento humano son exactas. La adición de una carga a una habilidad deportiva específica en el gimnasio es, en realidad, el entrenamiento una habilidad diferente, lo que potencialmente puede alterar tu capacidad para realizar la destreza deportiva inicial.

Lo que puedes hacer: Comprende que la formación "deportiva específica" no pasa en el gimnasio. Esto ocurre cuando trabajas con un entrenador para practicar las habilidades específicas que se requieren en tu deporte determinado. Por lo tanto, la práctica del tenis y tu clase de tenis están donde vas para la "formación específica para el deporte". Cualquier cosa que hagas en el gimnasio para estar en mejor forma es simplemente una "formación" normal. Los entrenamientos de fuerza y acondicionamiento simplemente te dan la aptitud física para hacer lo que tienes que hacer cuando practicas tu deporte.

(Por otra parte, ¡entiende que conseguir una mejor figura sólo llegará tan lejos si te aferras a tu deporte!)

Lo que el entrenador puede hacer: Claro, hay algunas cosas "concretas" que pueden centrarse en el gimnasio dependiendo del deporte. Ejemplos: Si estás en un deporte de agarre, la fuerza de agarre puede ayudarte a controlar mejor a tu oponente.

Si estás en un deporte de impacto como la lucha libre o el fútbol, la fuerza del cuello es importante. Y, si eres un jugador de tenis o juegas al golf, el aumento de tu fuerza de rotación y la flexibilidad pueden ayudarte a mejorar la velocidad de raqueta del club. Sin embargo, esas son pequeñas adiciones a un enfoque general sobre la fuerza de todo el cuerpo y el entrenamiento de fuerza.

En realidad, cualquiera y todos los atletas pueden beneficiarse de la adición de la fuerza y el aumento de la potencia explosiva, la cual te puede ayudar a correr más rápido, saltar más alto, etc, y también transferir más fuerza para un instrumento, como un bate o una raqueta de tenis o un palo de golf o simplemente lanzar un golpe. La formación general de fuerza también puede ayudar a los atletas a proteger de una mejor manera sus tejidos conectivos, lo cual podría ayudar a reducir el riesgo de lesiones.

3. Tu entrenador quiere que ejercites en superficies inestables.

¿Tu entrenador te hace levantar pesas mientras estás de pie sobre superficies inestables como tableros wur dr bambolean, un Bosu, o una pelota de fitness para mejorar tu "fuerza funcional" o "estabilidad de la base"?

El problema: Con el fin de mejorar la fuerza debes producir grandes cantidades de fuerza. Y con el fin de construir el músculo, debes sobrecargar tus músculos. Ninguno de éstos se puede hacer de manera efectiva en una superficie inestable, dice Juan Carlos Santana, propietario del Instituto de Desempeño Humano:

"Una formación de base inestable no es "funcional" para los deportes o las actividades de la vida ya que el movimiento y el deporte son acerca de la transferencia de energía desde el suelo a algo como hacer un swing en un bate de béisbol hasta levantar a un niño. Necesitas un núcleo rígido para transferir eficazmente la fuerza. Piensa en un triángulo de fondo plano contyra un triángulo invertido (lado de la punta hacia abajo). El triángulo invertido es equilibrado, pero se puede voltear muy fácilmente tan pronto como se le aplique una fuerza desde casi cualquier dirección. Eso es como estar en una superficie inestable y tratar de aplicar la fuerza para nada. Pero, el lado plano hacia debajo de la pirámide no sólo está equilibrado en la naturaleza, sino que es muy estable y capaz de resistir y transferir las fuerzas desde cualquier dirección".

La solución: No mezcles el entrenamiento de fuerza con el entrenamiento en una superficie inestable.

Lo que puedes hacer: Si tu objetivo es mejorar la fuerza general, la fuerza de la base o ganar músculo, levanta pesas sobre una superficie plana y estable en el estilo tradicional.

Las superficies inestables pueden ser grandes para mejorar el equilibrio y para rehabilitar las lesiones del tobillo, la rodilla o de la cadera. Así que si también quieres mejorar tu equilibrio o simplemente disfrutar con superficies inestables, no hay ninguna razón por la cual no puedas incorporar algunos ejercicios de equilibrio utilizando superficies inestables entre series de ejercicios de entrenamiento de fuerza, o como parte de un enfriamiento en el final de tus entrenamientos.

Lo que tu entrenador puede hacer: Debes comprender tres conceptos clave: Ciencia, especificidad y seguridad en lo que respecta al entrenamiento de fuerza sobre las superficies inestables...

Ciencia - Según un estudio realizado en 2004 por la National Strength and Conditioning Association (NSCA), "La realización de ejercicios de resistencia en un equipo inestable ha aumentado su popularidad, a pesar de la falta de investigaciones que apoyen su efectividad. El ejercicio de resistencia realizado en un equipo inestable puede no ser eficaz en el desarrollo del tipo de equilibrio, propiocepción, y el núcleo de estabilidad necesaria para un desempeño deportivo exitoso. Se ha demostrados que los ejercicios de peso libre realizados mientras estás de pie sobre una superficie estable son más eficaces para la mejora de las habilidades relacionadas con el deporte".

Según otro estudio de 2004 también por la National Strength and Conditioning Association (NSCA), "La salida de la fuerza disminuida sugiere que la sobrecarga de tensiones necesariaa para una formación de resistencia necesita la inclusión del entrenamiento de resistencia sobre superficies estables".

Especificidad - Si tu objetivo es mejorar el rendimiento deportivo, a menos que estés jugando tu deporte en un terremoto, el terreno donde juegas es estable. Además, no hay que confundir una superficie resbalosa (como jugar en la lluvia), con una superficie inestable.

Dado que el entrenamiento funcional es acerca de la transferencia, es más "funcional" entrenar en la misma superficie estable donde juegas y practicas.

Además, no es ningún secreto que si quieres ganar masa muscular y mejorar tu poder explosivo, debes crear una sobrecarga en los músculos. Sin embargo, cuando haces un levantamiento de pesas mientras estás en una base inestable, como dice el refrán, "no puedes disparar un cañón desde una canoa". Por lo tanto, al utilizar superficies inestables, no puedes ser tan explosivo como tienes que ser con el fin de mejorar tu capacidad explosiva.

Algunos estudios han demostrado una mayor actividad muscular en el núcleo cuando se hace un levantamiento de pesas en bolas de fitness. Sin embargo, si tu objetivo es fortalecer el núcleo, hay muchos métodos específicos de núcleo para usar, que se pueden encontrar en mi artículo "La ciencia de unos abdominales increíbles".

Seguridad - Vayamos más allá de la ciencia. El levantamiento de pesas sobre una pelota suiza puede ser peligroso. En 2009, los Sacramento Kings de la NBA encontraron que esta era la manera difícil cuando el alero Francisco García, cuyo contrato valía US$29.600.000 por 5 años, se perdió una gran parte de la temporada después de sufrir un accidente con una bola del ejercicio donde se rompió la muñeca derecha. García, quien pesaba 195 libras, estaba acostado sobre su espalda en una bola de ejercicio, haciendo un levantamiento de pesas de 90 libras en cada mano (haciendo un press de pecho), cuando estalló la pelota.

Después de este evento, los Sacramento Kings eliminaron todas las pelotas de ejercicio de su sala de pesas y el copropietario de los Kings Joe Maloof ordenó que se enviara un correo electrónico a los otros 29 equipos de la NBA, con la esperanza de correr la voz acerca de los peligros imprevistos que pueden surgir al realizar incluso entrenamientos básicos con un ejercicio de pelota inflable que se encuentran comúnmente en muchos gimnasios y hogares.

Incluso si no estás de acuerdo con la ciencia expuesta anteriormente, el sentido común nos dice que los riesgos involucrados cada vez que un cliente se coloca sobre una pelota suiza, mientras sostiene unas pesas excedentes rara vez supone algún beneficio.

Foto: Cate Norian

Más galerías de fotos



Escrito por nick tumminello
Traducido por enrique pereira vivas