12 consejos poco comunes para alejar los resfriados y la gripe

Escrito por luz plaza | Traducido por eva ortiz
12 consejos para mantenerte saludable en esta temporada de resfriados y gripe.

Todos queremos asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para evitar ser derribados por los resfriados y la gripe esta temporada. Hace poco hablé con el Dr. Woodson Merrell, MD, Director Ejecutivo del Beth Israel Medical Center’s Center for Health and Healing en la Ciudad de Nueva York, quien compartió algunos consejos y trucos para evitar los resfriados y la gripe, así como algunas sugerencias para que los síntomas desaparezcan rápidamente. Desde el control de tus niveles de vitamina D hasta hacer inhalaciones con aceites esenciales, sigue leyendo para saber 12 consejos para mantenerte saludable en esta temporada de resfriados y gripe.

1. Sé cauteloso con los irrigadores nasales y los antibióticos

El Dr. Merrell propone hablar con tu médico y preguntarle si realmente necesitas tomar antibióticos.

El Dr. Merrell señaló que hay dos errores comunes que se cometen al tratar los resfriados y la gripe: el uso de irrigadores nasales y la toma de antibióticos. Sostuvo que si tienes una infección viral como la gripe, el uso de un irrigador nasal te hará daño en vez de ayudarte. Recomendó usar irrigadores nasales sólo para los resfriados, y está a favor de las inhalaciones de vapor en su lugar en caso de virus o cuando no estás seguro de si tienes un resfriado o un virus (más información sobre cómo hacer inhalaciones de vapor en la siguiente diapositiva). El Dr. Merrell también instó a la gente a hablar con sus médicos y preguntarles si realmente necesitan tomar antibióticos. Tal vez no sea el mejor método para tratar un simple resfriado.

2. Haz inhalaciones de vapor de eucalipto y mentol

Puedes encontrar convenientes inhaladores de vapor en la mayoría de las farmacias, como lo de la marca Vicks.

Puede ser que suene a vieja escuela, pero la abuela lo hacía por una razón. ¡Este remedio casero funciona! Las inhalaciones de eucalipto y mentol funcionan como expectorante, descongestionante y pueden incluso ayudar a matar la infección tanto para los resfriados como para la gripe. El Dr. Merrell recomienda la compra de aceites esenciales de eucalipto y mentol orgánicos. Así es como hay que hacer las inhalaciones: en una olla, calienta el agua casi a ebullición, luego apaga la estufa y agrega unas gotas de cada aceite esencial. Coloca la olla en un área protegida. Ahora, pon una toalla sobre tu cabeza para crear un efecto de tienda de campaña sobre la olla. Luego inhala el vapor, pero asegúrate de no acercarte demasiado al agua ya que no querrás quemarte. Una forma más fácil, y posiblemente más rápida de lograr esto, es poner unas gotas de los aceites esenciales en un paño y colocarlo en el piso de la ducha cuando tomas una ducha de agua caliente. También puedes encontrar convenientes inhaladores de vapor en la mayoría de las farmacias, como inhaladores de vapor Vicks (enlace más abajo).

3. Aumenta la humedad en tu casa y dormitorio

Una solución fácil es colocar humidificadores en tu casa y dormitorio como una medida preventiva.

La investigación sugiere que podría haber una razón por la que la temporada de resfriados y gripe coincide con el invierno. De acuerdo con un estudio realizado en 2009 por Jeffrey Shaman, Ph.D., de la Universidad Estatal de Oregon en Corvallis, el virus de la gripe tiene más probabilidades de sobrevivir en condiciones de baja humedad, por lo que estas condiciones aumentan sus posibilidades de enfermar a más gente. Cuando hace buen tiempo, el aire tiene la capacidad de almacenar más agua, por lo que se siente húmedo. "Parece que la capacidad [del virus de la gripe] para sobrevivir y ser transmitido de persona a persona se ve muy afectada por qué tan seco o húmedo está el aire", dijo Shaman en un artículo de 2009 de CNN. Una solución fácil es colocar humidificadores en tu casa y dormitorio como una medida preventiva.

4. Ponte en movimiento - ¡Toma una caminata diaria!

Para evitar los resfriados y la gripe, ¡a moverse!

Las investigaciones muestran que el ejercicio ligero a moderado de forma regular puede reducir el riesgo de contraer un resfriado de un tercero. En un estudio publicado en Medicine & Science in Sports & Exercise, en 2002, los investigadores de la Universidad de Carolina del Sur y de la Universidad de Massachusetts examinaron las tasas de infecciones en el tracto respiratorio superior en 641 adultos inactivos y moderadamente activos sanos de entre 20 a 70 por un año. Encontraron que los individuos moderadamente activos reportaron menos infecciones. La ventaja parecía más alta en el otoño y el invierno. Los que participaron en actividad física moderada durante ese tiempo redujeron su riesgo de resfriados en un 33%. Otro estudio realizado por el Hutchinson Cancer Research Center en Seattle, mostró que las mujeres posmenopáusicas sedentarias que comenzaron a caminar cinco días a la semana durante un año, tuvieron 50% menos riesgo de contraer un resfriado en comparación con aquellas que no hacían ejercicio de forma regular. Por lo tanto, para evitar los resfriados y la gripe, ¡a moverse!

5. Controla tus niveles de vitamina D

Algunos estudios han demostrado que la vitamina D podría ayudarte a defenderte de las infecciones en general, no sólo de la gripe.

Nuestro cuerpo produce naturalmente la vitamina D; sólo necesitamos un poco de sol para que esto suceda. Pero, sorprendentemente, se estima que cerca de mil millones de personas en todo el mundo tienen deficiencia de vitamina D, de acuerdo con Harvard School of Public Health. "La vitamina D podría posiblemente ser la más potente de las vitaminas para el sistema inmune", dijo el Dr. Merrell, que sugirió que las personas pidan que sus médicos comprueben sus niveles de vitaminas para asegurarse de que sus sistemas inmunológicos están operando a capacidad óptima. En un estudio japonés de 2010, 340 niños fueron seguidos durante la temporada de gripe. La mitad de los participantes recibió 1.200 UI de vitamina D y la otra mitad, placebo. Los participantes que recibieron vitamina D tenían 40 por ciento menos probabilidades de contraer influenza (también conocida como gripe). Otros estudios han demostrado que la vitamina D podría ayudarte a defenderte de las infecciones en general, no sólo de la gripe.

6. Come más alimentos de origen vegetal

El Dr. Merrell no sólo recomienda una dieta rica en frutas y verduras, sino, además, consumirlas crudas y en jugos.

Según el Dr. Merrell, favorecer una dieta basada en vegetales, sobre una sólo basada en animales, te ayudará a mantenerte saludable. ¿Por qué? A diferencia de los alimentos de origen animal, los alimentos de origen vegetal son ricos en fitonutrientes, los cuales juegan un papel clave en el mantenimiento de la salud y la lucha contra las enfermedades. De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, los fitonutrientes han demostrado reducir el riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares. Además, las frutas, como la papaya y la piña (pineapple), contienen enzimas proteolíticas, que ayudan a descomponer y disolver la suciedad producida por infecciones que son matadas por tu sistema. El Dr. Merrell no sólo recomienda una dieta rica en frutas y verduras, sino, además, consumirlas crudas y en jugos.

7. Cocina con hierbas y especias anti-inflamatorias y anti-bacterianas

Debido a su sabor suave, la cúrcuma podría añadirse en pequeñas cantidades a casi cualquier plato.

Te sorprenderá la cantidad de remedios de medicina alternativa que se pueden encontrar en tu cocina. El Dr. Merrell comparte dos de ellos: el ajo y la cúrcuma, los cuales tienen características sorprendentes que se extienden más allá de limitarse a añadir sabor a tus comidas. El ajo, por ejemplo, tiene propiedades anti-microbianas. La cúrcuma, una especia muy popular en la cocina india, es llamada por el Dr. Merrell "el más poderoso anti-inflamatorio". Sugirió tratar de incorporar ambos en tus comidas tanto como sea posible y dijo que debido a su sabor suave, la cúrcuma podría añadirse en pequeñas cantidades a casi cualquier plato.

8. Lávate las manos y no te toques la cara

Ten un gel desinfectante de mano para cuando lavarte las manos no es una opción.

Para enfermarte, un virus (gripe) o una bacteria (resfriado) primero tiene que entrar en tu sistema, y ​​no hay manera más fácil para ellos de hacerlo que a través de tus ojos, nariz o boca. Cada vez que te tocas la cara con las manos sucias, estás aumentando tus posibilidades de enfermarte. La persona promedio se toca la cara cerca de 16 veces por hora, y eso es 16 veces más probabilidades de enfermarte que podrían haberse evitado. Dado que los virus y las bacterias no son visibles para el ojo humano, la mejor medida preventiva es lavarte las manos con frecuencia y tratar de minimizar el número de veces que te tocas la cara. Lávate las manos a menudo con agua y jabón, y ten un gel desinfectante de mano para cuando lavarte las manos no es una opción.

9. Ten el práctico aceite de árbol de té

Se recomienda llevar una pequeña botella de aceite de árbol de té orgánico y tomar una pequeña inhalación cuando se camina en espacios concurridos como el metro o el autobús.

Puede que conozcas a la Melaleuca alternifolia por su nombre más común: aceite del árbol del té. Esta planta nativa de Australia ha demostrado que actúa como un antiviral contra la influenza en un estudio in vitro de 2009 publicado en Letters in Applied Microbiology. El Dr. Merrell cree que a pesar de que las propiedades antivirales del aceite de árbol de té fueron probadas con éxito en el entorno contenido de la práctica, los beneficios se traducen en la vida diaria en el mundo real. Se recomienda llevar una pequeña botella de aceite de árbol de té orgánico y tomar una pequeña inhalación cuando se camina en espacios concurridos como el metro o el autobús.

10. Desecha tus estornudos... literalmente

Cubrirte la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar puede ayudar a evitar que las personas a tu alrededor se enfermen.

Así como debes lavarte las manos con frecuencia y evitar tocarte la cara, también debes asegurarte de cubrirte la boca cada vez que estornudes o tosas para evitar la difusión de tus gérmenes a los demás. Mejor aún, trata de tener un pañuelo de papel al estornudar en la mano, y luego asegúrate de tirarlo a la basura inmediatamente. Esto también ayudará a evitar que más gérmenes queden en tus manos y extenderlos sobre las superficies que tocas. Según los Centers for Disease Control and Prevention, cubrirte la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar puede ayudar a evitar que las personas a tu alrededor se enfermen.

11. Descubre la miel de Manuka

Cuanto menos procesamiento tiene la miel, mejores son sus propiedades antibacterianas.

Añadir un poco de miel de Manuka al té caliente, a un batido, o incluso a la avena, podría ayudarte a defenderte de las infecciones. Es conocido que la miel, en general, tiene propiedades antibacterianas, pero una investigación reciente ha demostrado que las propiedades antibacterianas de la miel de Manuka son superiores. El investigador principal, la profesora de microbiología Elizabeth Harry, de la Universidad Tecnología de Sydney, dijo: "Cuando se prueba contra otras mieles, la miel de Manuka es más eficaz en la inhibición del crecimiento de todas las bacterias". De acuerdo a la investigación, cuanto menos procesamiento tiene la miel, mejores son sus propiedades antibacterianas.

12. No te olvides de mantenerte hidratado

Es posible que ya estés familiarizado con este consejo, ya que es muy posiblemente la primera cosa que cualquier médico te dirá a la primera señal de un resfriado o gripe: "Toma líquidos en abundancia". El agua mantiene el sistema en movimiento para que pueda disponer de lo que no necesita. "Con el fin de mover la flema, necesitas estar hidratado", dice el Dr. Merrell.

¿Qué piensas tú?

Queremos saber de ti; déjanos un comentario abajo.

¿A menudo te afliges por el frío y la gripe? ¿Te sorprendieron estos consejos? ¿Has probado alguno de ellos antes? ¿Conoces otros consejos y secretos para defenderte del resfriado y de la gripe? ¡Haznos saber! Queremos saber de ti; déjanos un comentario abajo.