10 pasos de un spa facial

Si bien cada spa tiene sus propios protocolos de tratamiento, hay determinados pasos que son comunes en los tratamientos faciales profesionales. Con la intención de limpiar, mejorar y mimar tu piel, los tratamientos faciales sirven para relajar y rejuvenecer.

Limpiar

Tu esteticista comenzará el tratamiento facial quitando todo rastro de maquillaje. Una vez que lo ha retirado, comenzará a hacer masajes con una leche de limpieza (o crema, gel o loción) en la piel de tu rostro, cuello y escote. Usando esponjas faciales, paños o motas de algodón, retirará el producto de limpieza con agua tibia y secará la piel con golpecitos.

Consulta

Cubrirá tus ojos con almohadillas humedecidas en el siguiente paso. Usando una lupa con luz, evaluará tu piel. Puede que pellizque ligeramente tu piel para verificar su elasticidad o que la presione para controlar su espesor. Durante esta fase, tu esteticista puede contarte sus hallazgos y preguntarte sobre tu régimen de cuidado de la piel y acerca de tus expectativas respecto del tratamiento facial.

Exfoliación

Ahora que tu esteticista conoce las necesidades de tu piel, elegirá una crema, un gel, una máscara, un gommage o un peeling de exfoliación para usar sobre tu rostro. Determinados productos de exfoliación, como los peelings de enzimas, requieren que el producto permanezca en tu rostro para disolver los tapones que causan los puntos negros. Otros productos requieren estimulación manual o de máquinas.

Vapor

Según el producto para exfoliación utilizado, se aplicará vapor sobre tu rostro durante esa fase o después de retirado el producto. Algunos spas pueden usar toallas húmedas calientes en lugar de vapor. El calor húmedo afloja los tapones y hace que la piel expulse toda impureza que puede estar atrapada en los poros.

Extracción

Durante la fase de extracción, tu esteticista removerá los puntos negros y posiblemente las pústulas. Generalmente, usará una lupa con iluminación para examinar tu piel. Puede usar un extractor de puntos negros, un instrumento de acero inoxidable que permite extraerlos suavemente. Algunas esteticistas prefieren envolver sus dedos con algodón para proteger tu piel mientras los extrae manualmente.

Masaje

El masaje facial estimula y lubrica la piel. Tu esteticista puede usar un aceite o una loción durante este proceso. Según su capacitación y el tratamiento, puede hacerte masajes en el cuello, los hombros, el escote y/o el cuero cabelludo también. Puedes advertir que tus senos están más despejados y que te sientes profundamente relajada después del masaje.

Máscara

Dependiendo de las necesidades de tu piel, tu esteticista elegirá una máscara para ti. Si tu piel es grasa, puede elegir una máscara a base de arcilla para extraer el exceso de sebo. Si tu piel está deshidratada, escogerá una que reponga la humedad. Las máscaras son sumamente específicas y están formuladas para tratar necesidades específicas del cuidado de la piel.

Masajes en las manos, los pies y el cuero cabelludo

Durante los 10 minutos aproximadamente en que uses la máscara, tu esteticista puede realizar un masaje en tus manos y brazos, tus pies y pantorrillas y/o tu cuero cabelludo.

Suero

Una vez retirada la máscara, tu esteticista probablemente te aplique un suero especial en la piel. Algunos spas cobran un precio extra por este paso, mientras que otros lo incluyen como parte del tratamiento facial. Los sueros incluyen los que se aplican para la piel envejecida, para la piel con imperfecciones y para la piel sensible.

Toques finales

Antes de acompañarte a la salida, tu esteticista puede aplicarte una crema o un gel específico para tu piel. También puede aplicar un gel para ojos y/o una crema de tratamiento para los labios.

Más galerías de fotos



Escrito por katherine mariaca | Traducido por irene cudich