¿10 minutos en la caminadora me ayudan?

Cualquier cantidad de ejercicio generalmente es mejor que nada, pero 10 minutos en la caminadora no van a ayudar mucho en sí. Diez minutos en una cinta de correr no es suficiente para mejorar tu nivel de condición física en general, ayudar a mantener su peso o quemar las calorías suficientes para hacer mella en un plan de pérdida de peso, a menos que sea parte de un programa general de ejercicios.

Tiempo mínimo

La cantidad mínima recomendada de ejercicio es de 30 minutos de actividad moderada cinco días a la semana o al menos 20 minutos de actividad vigorosa tres días a la semana. Un entrenamiento en la cinta de correr moderado es un paseo lo suficientemente ligero para aumentar tu ritmo cardíaco. Un entrenamiento vigoroso que por lo menos aumenta significativamente tu ritmo cardíaco aún más, ya que acelera la respiración. Un ritmo moderado puede ser 3 mph y un trote podría ser de alrededor de 5 mph, dependiendo de tu nivel de condición física.

Calorías

La sesión en la caminadora de10 minutos no quema muchas calorías. Si pesas 160 libras, por ejemplo, 10 minutos de caminata en la cinta de correr a 2 mph no quema más de 30 calorías, mientras que caminar a 3.5 millas por hora puede quemar alrededor de 46. Trotar a 5 mph durante 10 minutos puede quemar 97 calorías y correr a 8 mph durante el mismo tiempo puede quemar 164. Si aumentas tu entrenamiento de caminar de 30 minutos a un ritmo de 3.5 mph, puedes quemar 138 calorías. Aumenta tu entrenamiento de trote y correr a 20 minutos, y puedes quemar 194 y 328 calorías, respectivamente.

10 minutos de ejercicio

No escondas la cinta para correr en el garaje aún. Puedes hacer 10 minutos en una caminadora valer, si se trata de una de las sesiones de ejercicios que realizas en los días en que haces ejercicio. Todavía puedes cosechar los beneficios del ejercicio, si se dividen en tres sesiones de 10 minutos o tus 20 minutos de ejercicio vigoroso en dos sesiones de 10 minutos, de acuerdo con la American Heart Association.

Consideraciones

Si el aburrimiento es la razón detrás de tus sesiones de caminadora cortas, haz tu entrenamiento encinta de correr más interesante, con el entrenamiento en intervalos. El entrenamiento en intervalos implica el aumento de la velocidad de la cinta, en pendiente o ambos para explosiones cortas y luego reanudar tu ritmo habitual. Si por lo general caminas a un ritmo de 3,5 mph a una pendiente cero, por ejemplo, aumenta la velocidad a 4,5 mph por hora y una inclinación a 1 durante un minuto, y luego vuele a 3,5 mph a una pendiente cero. Si la falta de tiempo es la razón detrás de tus sesiones de caminadora cortas, puedes hacer una sesión de ejercicios de caminadora o incluso alrededor de la manzana durante tu almuerzo o descansos. Como alternativa, intenta levantarte 30 minutos más temprano para tener tiempo para hacer ejercicio a primera hora por la mañana. Incorpora el ejercicio en tu rutina de la noche, caminando o trotando en la caminadora mientras estás viendo la televisión.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por verónica sánchez fang