Las 10 mejores maneras de reducir la fatiga

Si necesitas beber una taza de café tras otra para sobrellevar tu jornada, no estás solo. La fatiga constituye una queja común de los adultos en los consultorios médicos, de acuerdo con Harvard Health Publications. Por fortuna, puedes estar a tiempo de cambiar algunos hábitos o adquirir algunos nuevos que pueden estimular a tu organismo para que genere más energía.

Ejercicio


El ejercicio alivia tensiones.

El ejercicio puede aliviar la tensión, potenciar la circulación, incrementar el metabolismo y estimular a tu cuerpo para que libere endorfinas, denominadas "los químicos de la felicidad", de acuerdo con la revista “Parents”. Tu objetivo debería ser un mínimo de 30 minutos de ejercitación de intensidad moderada a alta, durante la mayoría de los días de la semana; sin embargo, ten en cuenta que cualquier actividad adicional es mejor que ninguna.

Bocadillos frecuentes


Toma bocadillos saludables con frecuencia.

Come pequeños bocadillos entre tus comidas de cantidades moderadas. Ingerir grandes cantidades de alimentos de una vez provoca que mucha de la energía de cuerpo fluya hacia la digestión, lo cual contribuye a la fatiga. De manera adicional, el nivel de azúcar en sangre sufrirá picos y caídas, si tu organismo padece transiciones veloces de "lleno" a "vacío". Toma bocadillos de alimentos ricos en fibras tales como cereales integrales con fruta fresca, debido a que se digieren con mayor lentitud. Finaliza cada comida con un vaso de agua; la deshidratación causa fatiga.

Duerme bien


Descansa lo suficiente.

Dormir hasta que te sientas bien descansado cada noche asegurará que vuelvas a levantarte al 100 por ciento de tu capacidad por las mañanas; además, ayudará a lidiar con los dolores corporales y permitirá que tus articulaciones se recuperen, de acuerdo con la UW School of Medicine. Solamente tú podrás estar seguro de la cantidad de sueño que necesitas para sentirte bien descansado; no obstante, la mayoría de los adultos recuperan su máximo potencial luego de siete a ocho horas de descanso por noche.

Evita el estrés


Evita el estrés.

Las emociones inducidas por el estrés te despojarán de buena parte de tu energía, de acuerdo con Harvard Health Publications. En la medida de lo posible, intenta cambiar las situaciones estresantes en tu vida. Por ejemplo, podrías modificar un trabajo poco satisfactorio o romper una relación que te disgusta. Puedes lidiar con otras situaciones que te provoquen tensión mediante la meditación, la práctica de yoga, los ejercicios de respiración profunda o intentar terapias de masajes.

Escucha música


Escucha música.

Escuchar música que disfrutes estimulará tu cerebro e incrementará tu estado de alerta, en particular si lo haces mientras realizas actividades rutinarias que inducen a la fatiga, según la revista “Women’s Health”. Busca una serie de melodías estimulantes que puedas escuchar durante al menos tres minutos cuando te sientas exhausto.

Inhala la energía


Inhala esencias aromáticas.

Aromas como el limón, la naranja, la lima, la menta (peppermint) y el romero (rosemary) pueden llenar tus sentidos de vida y potenciar tu concentración. Corta una rodaja de alguna fruta cítrica fresca e inhala en profundidad, o saborea con lentitud un té de menta cuando sientas que tu energía decae.

Salir al aire libre


Realiza actividades al aire libre.

La exposición a la luz solar natural durante al menos 30 minutos diarios ayudará a estimular otro de los "químicos de la felicidad" en el cerebro, llamado serotonina. Si trabajas en un entorno cerrado, toma tu almuerzo al aire libre o sal a caminar cuando puedas hacerlo, con el fin de revitalizar tu mente y tu cuerpo.

Reír


Ríe más a menudo.

La risa estimulará tu ritmo cardíaco y activará tus músculos, lo cual ayudará de inmediato a que te sientas menos fatigado. Encuentra la manera de llenar tus días de alegría, aún cuando tus compañeros de trabajo tengan poco sentido del humor. Por ejemplo, busca un sitio web de chistes, mira en línea algún video humorístico de tu preferencia, o llama por teléfono a algún amigo que siempre te haga sonreír.

Limpieza


Organiza el ámbito hogareño o laboral.

El desorden en tu hogar o en tu ámbito laboral puede causar que te sientas agotado, debido a que te recuerda de manera constante las tareas que aún no has completado. Organiza el papeleo problemático y dona los elementos que no has utilizado en meses, con el fin de ayudar a tu mente a pensar con más claridad y mejor concentración.

Evita todo aquello que te quite energía


Evita el alcohol.

Si bien el azúcar ofrece un incremento temporario de la energía, luego provoca una caída de la misma debido a que los niveles de azúcar en sangre disminuyen de manera brusca. Del mismo modo, el alcohol y algunas medicaciones de venta libre tales como las píldoras para la alergia, pueden causar un decaimiento inmediato. Evita todo aquello que te quite energía de manera innecesaria durante tu jornada, con el fin de potenciar las actitudes positivas que la estimulen.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por sofia elvira rienti