Los 10 mayores riesgos de asfixia en los niños

La asfixia es la cuarta causa de muerte accidental en niños menores de cinco años, de acuerdo con el New York State Department of Health. La Consumer Product Safety Commissions reporta que alrededor de 15 muertes por asfixia se registran cada año en niños menores de 3 años. Los alimentos, juguetes, artículos del hogar y básicamente cualquier cosa que quepa en la boca de tu hijo son riesgos de asfixia potenciales. Estar alerta sobre los más comunes culpables puede ayudarte a mantener a tu hijo a salvo.

Cacahuates, vegetales crudos y otros alimentos duros

Los cacahuates, vegetales crudos y otros alimentos que necesitan ser masticados con un movimiento de trituración deben estar completamente alejados de los niños menores de 4 años. Los niños más pequeños pueden tratar de tragar estos alimentos completos puesto que no perfeccionan habilidades más sofisticadas de masticación hasta que tienen alrededor de 7 años. Las palomitas de maíz, el apio, los dulces duros, la sandía con semillas y las manzanas crudas son otros ejemplos de comida dura que debe evitarse hasta los 4 años. Cortar finamente o rebanar los alimentos duros como las zanahorias puede ayudar a evitar la asfixia.

Perros calientes, salchichas, cubos de queso y otros alimentos suaves

Los perros calientes o hot dogs son la causa número uno de asfixia por alimentos en los niños menores a 3 años. "Cada alimento representa un riesgo de asfixia en los niños pequeños pero el hot dog tiene el tamaño y consistencia perfectos para bloquear la vía aérea, es el tapón perfecto que impide que el aire pueda pasar", explica la pediatra Nisha Kapadia de Johns Hopkins Children’s. Las salchichas, los cubos de queso y las uvas también pueden causar asfixia en niños pequeños. Rebanarlos en pequeños trozos y quitar la piel cuando sea necesario puede prevenir la asfixia.

Canicas, pelotas, globos y otros juguetes

Los globos desinflados y reventados son una causa principal de muerte por asfixia con juguetes, de acuerdo con Consumer Product Safety Commission. Las canicas y pelotas también son potencialmente peligrosas para los niños pequeños, especialmente los chicos que tratan de poner todo en su boca. Los juguetes con partes pequeñas y los accesorios de muñecas como pequeños zapatos y joyería también representan riesgo de asfixia. Siempre lee las guías de edad al seleccionar juguetes y enseña a los niños mayores a guardar sus juguetes y mantenerlos fuera del alcance de sus hermanos más pequeños.

Alfileres de seguridad, monedas y otros objetos de uso en el hogar.

Los alfileres, monedas, baterías en forma de botón, tapas de bolígrafos, tachuelas y clips son artículos de uso común en el hogar que son responsables de muchos incidentes de ahogo en niños pequeños. Asegúrate de que los objetos pequeños no se encuentren en el suelo y estén fuera del alcance de manos curiosas. Varios artículos de cocina también son riesgos potenciales de asfixia. Las tapas de botellas, especialmente las que saben dulce como las del jarabe de chocolate y botellas de jarabe pueden ser peligrosas para los niños pequeños que tratan de chupar las gotas de las tapas. Los imanes de refrigerador. Los niños también podrían hurgar para recuperar las cáscaras de huevo y los pequeños dispositivos de apertura de latas de refrescos, que pueden representar peligros de asfixia.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por lou merino