10 datos interesantes sobre el sistema digestivo

El tracto digestivo humano se adapta sin problemas a cualquier alimento de la gran variedad que consumen las personas. Ha evolucionado a descomponer los alimentos a los nutrientes que los componen y excretar el deshecho eficientemente. Con muchos órganos diferentes tomando un papel en la digestión, el humilde tracto digestivo es en realidad un sistema complejo.

Estéril antes del nacimiento

Las bacterias que habitan el sistema digestivo y ayudan a la absorción de nutrientes no están presentes en el feto. Los bebés adquieren dichas bacterias de la madre y el ambiente durante el nacimiento y en los días después de nacer.

Afuera del cuerpo

Técnicamente, el tracto digestivo no está dentro del cuerpo, sino afuera de el. Se considera como un canal que permite que el alimento entre y los desperdicios salgan, pero la comida tiene que pasar por la pared digestiva para adquirir el cuerpo apropiado.

Venas de conexión esófago-hígado

Las venas que toman sangre de los órganos digestivos al hígado pueden respaldar al hígado cuando tiene un problema. Estas venas del hígado también se conectan con las del esófago. Cuando los problemas del hígado causan una "copia" de la sangre, las venas del esófago se inflaman y pueden estallar, causando hemorragias severas.

El erizo Sonic

Los embriones humanos tienen un tubo digestivo simple antes de que varias partes del sistema se desarrollen. El antiguamente llamado gen erizo Sonic es la fuerza conductora detrás del desarrollo del tubo digestivo primitivo hacia varios órganos digestivos. Este gen señala la activación de una variedad de otros genes en diferentes partes del tubo digestivo primitivo.

La habilidad del gusto varía

Las papilas gustativas en la boca varían en concentración entre las personas. De acuerdo con el texto médico "Histology", el 25 por ciento de personas son "supercatadores", con muchas papilas gustativas. Otro 25 por ciento son los "no catadores" con una habilidad reducida para diferenciar entre ciertos sabores.

Expulsión frecuente de gas

El gas del sistema digestivo viene de aire digerido y producción de bacterias. Una parte del aire digerido se absorbe en el intestino. El flato, es una mezcla de nitrógeno, dióxido de carbono, hidrógeno y metano. Las personas normalmente pasan gas hasta 20 veces al día, de acuerdo con el texto médico "Kumar and Clark's Clinical Medicine".

Conexión estómago-cerebro

El estómago tiene receptores sensoriales que envían información a través del nervio vago hacia el tronco cerebral, la parte inferior del cerebro. Si la información indica presencia de toxinas, el tronco cerebral provoca náuseas y vómito.

Protección de saliva

Las glándulas salivales en la boca producen aproximadamente 1,2 litros de saliva diariamente, de acuerdo con "Histology". Además de lubricar la boca, la saliva también contiene enzimas que descomponen los almidones y matan ciertas bacterias potencialmente peligrosas. También brinda calcio y fósforo para mantener los dientes fuertes.

Revestimiento cambiable del esófago

Las células que revisten el esófago difieren de aquellas en el estómago, ya que estas segundas deben proteger contra ácidos. La enfermedad de refluio gastroesofágico severo, que causa que la acidez estomacal pase repetidamente al esófago, puede estimular que las células de la parte inferior del estómago cambien a células como las del estómago como mecanismo protector.

Las bacterias pueden causar inflamación

Un estudio del 2013 en la revista "Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition" establece que los distintos tipos de bacterias en el intestino influencían ciertos tipos de células del sistema inmune. La investigación está por determinar formas posibles en las que las bacterias del sistema digestivo pueden contribuir al desarrollo de ciertas enfermedades, como la inflamatoria intestinal.

Más galerías de fotos



Escrito por jillian o'keeffe | Traducido por arcelia gutiérrez